Acerca de Celltex

Celltex es el almacenamiento de células madre adultas líder en América. Nos especializamos en el ámbito de las células madre mesenquimatosas, a menudo denominadas MSC, de un individuo para uso terapéutico. Los métodos exclusivos de procesamiento y almacenamiento de células madre de Celltex garantizan integridad genética y uniformidad de las células de un individuo en medidas imposibles hasta el momento y en las cantidades necesarias para sus aplicaciones terapéuticas. Un individuo puede entonces utilizar sus células madre almacenadas para terapia regenerativa a través de infusiones o inyecciones administradas por un médico autorizado en Cancún.

Durante décadas, los investigadores han estudiado las células madre mesenquimatosas y se ha demostrado que tienen sorprendentes e inherentes propiedades curativas.

Las MSC tienen la capacidad de hacer gran cantidad de cosas en el cuerpo. Pueden madurar en una variedad de diferentes tipos de tejidos. Lo más importante es que tienen la capacidad de dirigirse a sitios de inflamación y guiar a otras células del sistema inmunológico para que contribuyan en el proceso curativo natural del cuerpo. Estas son las características inherentes de las células madre mesenquimatosas.

Celltex se diferencia de las demás compañías de bancos de células madre porque podemos producir cientos de millones de células madre uniformes a nivel genético, así como las características fisiológicas de las propias células.

 

Celltex Therapeutics Corporation, una compañía de biotecnología con sede en Houston, fue fundada en 2011 por David Eller y el Dr. Stanley Jones, un médico especializado en la columna vertebral reconocido internacionalmente, para liderar los avances en medicina regenerativa a través de células madre adultas. Celltex utiliza tecnología patentada que aísla, multiplica y almacena células madre mesenquimatosas (MSC) derivadas de tejido adiposo (tejido graso), adultas y autólogas, que se utilizarán para la terapia regenerativa en una diversidad de condiciones, incluidas las enfermedades vasculares, autoinmunes y degenerativas.

Las MSC se extraen de una pequeña muestra de grasa del individuo mediante un procedimiento rápido y relativamente indoloro que se realiza en el consultorio médico y no requiere tiempo de recuperación. Las MSC del individuo se aíslan de esta grasa, y se multiplican y almacenan para su futuro uso (esto se conoce como almacenamiento de células). Los métodos exclusivos de procesamiento y almacenamiento de células madre de Celltex garantizan integridad genética y uniformidad de las células de un individuo en medidas imposibles hasta el momento y en las cantidades necesarias para sus aplicaciones terapéuticas. Un individuo puede entonces utilizar sus células madre almacenadas para terapia regenerativa a través de infusiones o inyecciones administradas por un médico autorizado.

El Dr. Stanley Jones tomó la determinación de traer esta tecnología a los Estados Unidos después de sufrir un episodio debilitante de artritis autoinmune que le imposibilitó realizar cirugías y amenazó con poner fin a su carrera.

En 2010 y 2011, viajó a Asia para recibir una terapia regenerativa que utilizaba sus propias células madre. Los tratamientos convencionales no lograron disminuir sus síntomas, pero la terapia con células madre le trajo alivio. Cuatro meses después de recibir sus propias células madre, Jones pudo realizar cirugías nuevamente. Las MSC han sido y son utilizadas en numerosos países. Por esta razón, en 2011, Eller y Jones fundaron Celltex para traer a los Estados Unidos el potencial de la terapia con células madre.

Pero el camino no ha sido fácil ya que Celltex ha enfrentado y superado muchos desafíos. En 2012, tanto Celltex como la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) pusieron en tela de juicio el control de calidad y los procesos en el laboratorio dirigido por el fabricante contratado de Celltex. Celltex tomó cartas en el asunto e interrumpió el vínculo con el fabricante contratado y abrió su propio laboratorio controlado en Houston que cumple con las Buenas Prácticas de Fabricación actuales (cGMP) y la FDA.

En otro desafío, la FDA sostiene que las células madre de un individuo se consideran un medicamento si se han desarrollado en grandes cantidades. Por lo tanto, una persona no puede utilizar sus propias células en los Estados Unidos hasta que se realicen los ensayos clínicos.  Estos ensayos pueden demorar años, pero Celltex ya ha comenzado el proceso en colaboración con investigadores altamente calificados, e instituciones médicas y científicas. Luego de finalizar con los ensayos clínicos exitosos, Celltex buscará la aprobación de la FDA para proporcionar estas células madre a los médicos en los Estados Unidos con el objetivo de que se utilicen en el tratamiento de diversas enfermedades. Mientras tanto, para satisfacer las necesidades inmediatas de sus clientes, Celltex tomó medidas para cumplir con las normas establecidas por la FDA y la COFEPRIS, el organismo equivalente mexicano a la FDA, para la exportación e importación de las MSC, respectivamente. Celltex trabaja con hospitales certificados establecidos en México, donde los médicos autorizados, altamente calificados e independientes hacen posible que los clientes de Celltex reciban sus propias células para fines terapéuticos.

En la actualidad, Celltex Therapeutics Corporation mantiene su compromiso de guiar a los Estados Unidos hacia el futuro de la medicina regenerativa a través de las células madre adultas. Su liderazgo en la industria y su enfoque visionario siguen impulsando a la compañía hacia la mejora de la calidad de vida de miles de personas con especial hincapié en hacer que este tratamiento sea accesible para todos en un futuro cercano.